Consejos para acabar con la halitosis

Cinco consejos para acabar con la halitosis

A pesar de cepillarnos los dientes y usar hilo dental a diario, todos podemos experimentar mal aliento o halitosis en algún momento. Ya sea porque hayamos ingerido algún determinado alimento o tomado un medicamento que produce sequedad bucal, desde nuestra clínica dental en León te damos algunos consejos para controlar el mal aliento.

Técnica de cepillado adecuada

Ya sabes que cepillarse los dientes elimina el mal aliento; pero, ¿lo estás haciendo correctamente? La principal recomendación es cepillarse los dientes dos veces al día cepillando todas las superficies – incluyendo la línea de las encías y la parte interna de los dientes, cerca del paladar y la lengua.

Para eliminar el mal aliento, es esencial cepillar toda la superficie de la lengua – se trata de una zona en la que las bacterias malas tienden a persistir más después de cepillarse los dientes y la línea de las encías.

Reemplaza tu cepillo de dientes

Si esperas a la revisión dental semestral para reemplazar tu cepillo de dientes, piénsalo de nuevo. Para mantener el aliento fresco, es necesario usar herramientas de higiene bucal limpias.

Los cepillos de dientes deben ser reemplazados cada tres o cuatro meses.

Limpia regularmente tus aparatos de ortodoncia

Desde nuestro servicio de ortodoncia en León siempre vamos a recalcar el hecho que el uso de ortodoncia o de dentaduras postizas no es motivo para ignorar una higiene oral apropiada. Las dentaduras postizas y parciales requieren una limpieza diaria, al igual que los dientes naturales.

Así pues, es esencial retirar los aparatos dentales de nuestra boca – cuando sea posible – para cepillarlos y eliminar todas las partículas de comida y placa que puedan crear mal aliento.

Trata de estimular la producción de saliva

Una boca seca puede ser la causa de la halitosis. Por eso es recomendable mascar chicle o caramelos duros sin azúcar para estimular la producción de saliva. En casos más extremos, el uso de saliva artificial recetada por tu dentista también puede ser útil para humedecer la boca y reducir el mal aliento.

Escoge los alimentos que vas a ingerir con cautela

Algunos alimentos producen mal aliento de forma natural. Los condimentos picantes como el ajo o el vinagre pueden perdurar más allá de la hora de comer, por lo que deben ser ingeridos con moderación.

También es recomendable evitar los alimentos azucarados y pegajosos que suelen permanecer más tiempo en los dientes y son más difíciles de eliminar.

Ya no tienes porque sufrir más de mal aliento. ¡Concierta tu cita y cuéntanos tu caso!

Autor:

mv-innova

mv-innova

Sin comentarios

Comentarios cerrados.