Claves para prevenir la caries dental

Los dientes se consideran una de las piezas más importantes de nuestro cuerpo. Aunque podemos vivir sin ellos, la vida es increíblemente difícil sin su presencia; por lo que, cuanto más sanos estén, más fácil será para nosotros hablar y comer.

Al igual que cuidamos otros aspectos de nuestra salud – como puede ser la dieta que seguimos, el hacer ejercicio o ducharnos cada día -, la higiene bucal también debe pasar por una serie de cuidados que, si se ignoran, pueden fácilmente provocar caries dental y convertirse en algo doloroso y costoso de remediar.

Cepillarse los dientes es un factor importante para prevenir la caries dental, pero no es la única manera de mantener los dientes sanos y fuertes. Es por ello que desde nuestra clínica dental en León te vamos a dar algunos consejos clave para conseguirlo:

Vigila el consumo de azúcar

Si eres de los que toma muchos refrescos y cedes a los antojos de golosinas con demasiada frecuencia, debes saber que le estás haciendo un flaco favor a tus dientes. El azúcar puede comerse el esmalte de tus piezas dentales con el tiempo.

En consecuencia, la mejor manera de evitarlo es comer lo más saludable posible, pero también preocuparte por enjuagar tus dientes después de las comidas.

Cepíllate los dientes tres veces al día

Cuando te levantas por la mañana, una de las primeras cosas que haces es ir al baño. Cepillarte los dientes por la mañana es crucial, y saltarse ese primer cepillado del día puede acelerar el proceso de caries en gran medida.

Aunque no es estrictamente necesario cepillarse los dientes después de cada comida, sí que es recomendable hacerlo al menos tres veces al día. Por ello, tu dentista en León siempre te sugerirá que mantengas tus dientes lo más sanos posible siguiendo esta sencilla pauta.

Por supuesto, siempre hay algunos matices. Si acabas de comer o beber algo especialmente ácido como un zumo de naranja o un refresco, espera un poco antes de sacar el cepillo: el ácido debilita temporalmente el esmalte de los dientes y puede actuar en tu contra.

Usa flúor

Mientras los azúcares, los ácidos y las bacterias trabajan para dañar los dientes, el flúor es un mineral que trabaja para hacer exactamente lo contrario: protege los dientes y los mantiene fuertes. Esta es la razón por la cual te recomendamos el uso diario de flúor para mantener las bacterias a raya.

Y para finalizar, una de nuestras principales recomendaciones: intenta visitarnos dos veces al año. De este modo, tu salud bucodental estará bajo control y te ahorrarás muchos disgustos porque estaremos actuando preventivamente.

¿Aún no has concertado tu cita?

Autor:

mv-innova

mv-innova

Sin comentarios

Comentarios cerrados.